Counter
A media luz...

1
Yo estaba a media luz,
o mejor dicho, a media sombra;
era mi silueta un banderín
que procuraba
ondularse a sí misma,
a ver si aquella luz
tan pequeña y diminuta
se daba vueltas hacia mí.

2
Yo estaba allí, a media sombra
sonámbula de un sueño ardiente
exhausta de ideas insaciables
fatigada de verbos y palabras
ajena al músculo del cansancio
boquiabierta ante el instante.
Ni siquiera el reloj
ahuyentaba con su péndulo,
aquel silencio, aquella sombra,
aquel instante de íntima penumbra.
¡Y valiente fue la sombra
que se alzó a media luz
reclamando auxilio!
¡El alma! acudió en puntillas.
¡Vergüenza del silencio
que sintió la herida!

3
¡Y yo estaba allí!
a media sombra, ¡extendida!
fatigada de versos
¡completamente sola!
en mi dolor herida.
La palabra no acudió
no hizo el verso su visita
pero el alma estaba alerta
y marchó despacio
dejando esta misiva:

4
-Yo no soy poeta
ni la musa, ni la idea
ni soy verbo, ni palabra,
ni siquiera un pensamiento;
pero estoy contigo
soy tu aliento, tu refugio
¡tu vela está encendida!-

***
….y me quedé a media luz,
a media sombra
escuchando,  voces en silencio.


Miriam Ramos
Go Back to Nostalgia