Cobarde Hombre


1
Cada vez que navegar quiero
en el ancho río que recoge
tu risa abierta al sol,
agitas las aguas profundas
dejando que se hunda,
mi barca que se pierde
tristemente, sin timón.

2
Cada vez que regar quiero
la semilla que dará fruto
en tus tierras desoladas,
te entregas al sol ardiente
quemando mis raíces
que se secan sofocadas.

3
Cada vez que acunar quiero
de tu vida la ternura,
para tragar en silencio
de tu mar, toda su espuma,
te conviertes en el trueno
que derrama toda lluvia
empañando la ternura
de amarrarte
a mis ensueños.

4
Cada vez que
iluminar pretendo
esa, tu noche oscura,
tú dormitas ignorando
la clara luz
de mi pobre luna.

5
Y si perseguirte quiero
en ese tu camino,
¡tan extraño!
tú, ¡cobarde hombre!
huyes cabalgando,
en cada paso ignorando
que soy yo toda tu vida
y vas muriendo en tu rechazo.



©MIriam Ramos
Counter
Sentimientos