1
Inicio este viaje de los sueños
hacia el abismo
cósmico exterior…
hacia las nubes blancas
que decoran
el espejo universal:
divina creación!
¿Qué profundos misterios encierra
ese enorme hueco sideral
que observa sigiloso
a este gran planeta
cuna de la humanidad?

2
Desde ese cielo tan profundo
han bajado hacia la tierra:
ángeles y arcángeles
con arpas y trompetas
y con suma autoridad;
ángeles guardianes,
guerreros y mensajeros,
serafines silenciosos,
querubines y potestades
que en su divina travesía
e invisible trayectoria
nos han hecho así pensar,
para que en nuestra
insaciable subconsciencia,
querramos sus misterios descifrar!
¿magia, ciencia, o divinidad?

3
Siete dias la creación divina,
pero cuántos días al principio,
del principio fue el total;  
de las estrellas luminosas
su inmensa trayectoria
cuándo fue el final;
¿espíritus, esencias,
átomos, células,
o fuego de volcán?
fue invisible la materia
que formó la humanidad,
o despertaron cromosomas
unigénitos y propios
enlaces de la vida
eslabón existencial?

4
Y mientras este impotente genio
prosigue exhausto
en su intenso cavilar;
otro universo profundo
rebela sus misterios,
pues, aquello que
se nombra ¡ALMA!
comienza a despertar;
-fusión genética astral
clave de la idea universal-
5
¡Oh cósmica presencia
barro y cielo sideral.
arteria que das vida,
aliento pulmonar,
alma que atraviesas
de los cielos a la tierra
etérea e intangible
y sin embargo
armadura existencial,
aroma de sustancias,
imposible de mezclar,
universo ataviado
de gracia y de bondad!

6
...Pero cuidado, a veces
la conciencia se oscurece
en su loco cavilar
y el alma en su defensa
cierra el velo universal
estallando el agujero negro
cósmica penumbra
nace un misterio más,
el alma pequeñita
intenta respirar.


7
Antes del inicio infame
que atormenta
esta tempestad
el cielo blanco reaparace
y las nubes su presencia
nuevamente son camino
¡pasaporte a la divinidad!
ángeles y arcángeles,
mensajeros y guerreros,
espiritus y esencias,
querubines y potestades
desenredan la conciencia
de su loco cavilar…
ejércitos sin nombre
tocan sus trompetas
y el alma victoriosa
sonríe complacida
en su cósmica verdad.

8
Siete días fue el comienzo
del principio sin final…
del misterio de la vida
del enigma universal,
…pero cuántos días al principio,
del comienzo fue el total?  
¡Oh alma! cielo y tierra
no se cansen nunca,
tus alas de volar!
Poema:  Enigma
©Miriam Ramos Ramos
Counter