Himno del Poeta Ausente


1
Yo misma te diré algún día,
con la fresca y clara voz,
allá en el alba renacida,
lo que el arlequín travieso,
-bufón de las horas perdidas-
escondió en sus manos,
cual paloma errante herida.
..yo misma, en un lenguaje,
tan claro cual la brisa,
en un lugar donde el sueño,
será pura fantasía,
donde el cansancio
del músculo, será sombra
de otra vida, donde todas
las palabras serán
rondas cristalinas,
donde el verbo será el VERBO,
-Verbo Dios Palabra y Poesía-
yo misma cantaré las voces,
que en silencio acuné un día.
seré yo misma la absoluta
trinidad: alma-razón-vida,
Yo misma seré toda yo,
para que mi voz de fuego,
te sirva a tí, ¡hija poesía!

2
Hija de mis sueños,
(desobediente a veces)
te dirá mi voz azul celeste:
¡el himno del poeta ausente!

3
Te perdono tus desaires,
tus desencantos, deshonores,
altiveces, rebeldías,
desaires y rencores,
impropias cobardías,
confusas emociones.
Te devuelvo tus amores,
los jardines perfumados,
la luna soñolienta,
y el sol abrillantado,
las estrellas alcanzables,
y los cielos despejados,
¡Hija de mis sueños,
madre de mis versos,
sangre de mi sangre,
versos hechos besos!
Poesía intolerante,
piel de mis anhelos...”

4
Yo misma intacta aurora,
sin tí, ¡ya con el Verbo!
te  honraré en silencio,
cantando con mi angel
la fiel promesa antigua
“¡Hija de mis sueños!
¡eres libre golondrina,
ya pueden volar tus versos!”


©Miriam Ramos
Back to El poeta
Counter
Welcome