-I-
Quiero estrellas que naveguen
en mis mares y mis lagos
y en mi horizonte quiero
lunas de cristal, pálidas y serenas.
Quiero noches encendidas
no las quiero sin estrellas
y voces que repitan versos
de poetas como:
Bécquer, Neruda, Nervo
(Julia de) Burgos o
Alfonsina (Storni), quizás;
O tal vez Lorca,
(José) Martí, de Diego,
a Gautier Benítez,
y a Gabriela Mistral,
esos que escribieron:

***
“Vida, nada me debes,
vida, estamos en paz...
”1

***
“Cultivo una rosa blanca,
en julio como en enero...”
2

***
“cendal flotante de leve bruma,
rizada cinta de blanca espuma”
3


Para invocar:
¡océano, mar, ola y espuma!
y los pájaros cantando…
Recordar el ¡Río grande, Río hombre!
que escribiera así Julia de Burgos:

****
“¡Río Grande de Loiza!...
río Grande, llanto grande
el más grande de todos
nuestros llantos isleños
,4

***
Y cantar a mi  patria
isla doncella y bendita
gaviota de la mar dormida,
como así la describiera
nuestro poeta Gautier:

***        
“Borinquén, nombre
al pensamiento grato
como el recuerdo
de un amor profundo”
perla que el mar
de entre su concha arranca...”
5

***        
…porque es mi perla del caribe y las
antillas
la del rubio sol que la ilumina
que de trova y canto se bautiza;
alma desnuda, verdad sencilla.  

II
Sigo proclamando así el verso:
yo lo quiero y él no lo sabe
él me quiere y yo lo sabía,
la madre tierra me llama,
los pájaros no duermen
y cantando se avecinan.
III
Quiero esparcirme completa
y sumergirme en un eco
que prolongue esta poesía,
que todo sea verde y sólo verde
esperanza luz que no agoniza.
Versos inmutables que trascienden
sin tiempo, sin frontera, sin milicia;
una desesperada canción
que se recrea eternamente,
sin sombras, sin brechas, sin ceniza
¡despierta!,  aunque herida;
sin sexo, sin idioma, sin casta,
sin paredes, sin muralla, sin adiós,
con el fiel saludo y las mil gracias,
con todas las banderas
de las patrias resumidas,
con todas las estrellas
por el orbe repartidas,
con todos los corajes, los silencios,
los dolores  y las dichas;
me place citar aquí a De Diego:

***
“¡ah desgraciado si el dolor te abate!
haz como el árbol seco: reverdece”
6
***
porque son rondas
y más rondas infinitas
que se asoman al Caribe,
cito ahora a la  Mistral:

***
“Por si nunca más yo vuelvo
de la santa mar amarga...
...voy cantándote al perderme:
¡Gracias, gracias!”
7

***
Mil veces siempre gracias;
estrellas que no mueren
y se dispersan en galaxias;
citando aquí a Alfonsina:

***
“y alguna dulce,
cariñosa estrella,
preguntará, tal vez
¿quién es aquélla?”
8


IV
Son versos que renacen
ajenos al olvido
y se enlazan en secuencia.
Pétalos de rosas, mojados de rocío,
luna siempre luna, mágica y eterna,
ilusiones perseguidas,
que se riman en poemas,
voces que no mueren.
¡Privilegio de poeta!
Poesía siempre poesía,
para la paz o ante la guerra.

V
Mientras se crucen dos miradas
y una sonrisa estremezca,
mientras una voz arrulle al alma
¡Habrá poesía, siempre eterna!

Mientras dos corazones viajen
por los cielos y la tierra,
derrumbando las murallas
sin límite, ni frontera,
¡Habrá poesía!
para la paz o ante la guerra.
V (Cont.)

Mientras un niño te pregunte:
“¿Cuánto mucho tu me quieres?”
y en cualquier lugar
sin temor se escriba  
la palabra: ¡libertad!,
siempre en el mundo
¡Habrá poesía!,
para la paz o ante la guerra.

Mientras Dios sea siempre Dios
y lo divino sea inmutable,
mientras su grandeza sea
un misterio indescifrable.
¡Habrá siempre poesia
para todos admirable!

Mientras surja un sueño
o reto por alcanzar,
una lucha incansable
y un pueblo que persiga
justicia perdurable,
-a pesar de la ignomia
de ignorantes y farsantes
que traicionan las palabras
perdón, patria y bandera-
¡amor y solo amor!
sin ley antigua, sin ley nueva;
¡habrá siempre poesía!
en la paz o ante la guerra.


VI
Quiero estrellas luminosas
claras lunas, noches bellas
un sol brillante y dorado
y que la mar sea serena;
también quiero mariposas,
oro, perlas y diamantes;
¡privilegio de poeta!
¡Estamos en paz vida!
golondrinas que regresan.


VII
Siglo XXI,  ¡no me espantas!
siempre nacen las estrellas
y es siempre verde la esperanza;
completo así este versar
citando a Lorca y a Neruda:



***        
“Verde que te quiero verde,
verde viento, verdes ramas…
”9
***        
“y el viento de la noche,
gira en el cielo y canta”
10



Mi bandera es la poesía
que por siglos los poetas
siempre izan, siempre cantan;
es la voz que nunca calla
y su alerta  aquí te lanza:
siglo veintiuno,
¡de laureles yo te visto,
de paz, amor y de esperanza!
Versos Citados

1   En paz - Amado Nervo
2   Versos Sencillos - XXXIX - José Martí
3   Rima XV - Gustavo Adolfo Bécquer
4    Rio Grande de Loíza - Julia de Burgos
5    Puerto Rico - José Gautier Benítez
Versos Citados

6  En la brecha: José de Diego
7    Gracias en el Mar / Gabriela Mistral
8    Letanías a la tierra muerta / Alfonsina Storni
9    Verde que te quiero verde - Fdco. García Lorca
10   Poema 20 - Pablo Neruda
Counter
Go back to Humanity Index
Poema:  Poesia-Siempre-Poesia
(Tanto en la Paz y en la Guerra
Top Image by: