Viviendo


Porque la luz vital
que fluye en la vida
me cubre en silencio,
día tras día,
prosigo así
mi andar cansino
sin saber si es largo
o corto el camino.

Porque después
del recorrido nocturno
respiro y despierto,
prosigo inquieta
mi incógnita vida,
y acepto sin dudar,
sus rosas y espinas.


Miriam Ramos